Newletters

aurelio

El veto ruso supone dos problemas fundamentales para el sector de frutas, hortalizas y verduras: Un mercado muy importante que se cierra y hay que buscar alternativas para que absorba lo que antes estaba colocado. Como consecuencia de lo anterior, aparece la caída de precio, ya que hay un excedente de oferta.

La reacción de la empresa ha sido buscar nuevas vías y mercados, Oriente Próximo aparece en escena. Países como Katar, Arabia Saudí, o Emiratos árabes Unidos,  son países interesantes ya que tienen un alto nivel de vida. Aparecen retos que salvar. Retos que en muchos casos pueden necesitar de innovaciones que antes no eran necesarias. Las distancias a estos países son mayores que Rusia occidental, los problemas relacionados con post-cosecha son múltiples y complejos, y será necesario resolverlos. Todo ello sin olvidar los gustos de estos nuevos clientes.

Posibilidades de innovación son: Mejoras en las variedades para adaptarlas a los gustos de estos nuevos clientes. Mejoras en las técnicas para conservar la fruta, envases activos, microperforado para controlar la respiración de la fruta. Desarrollo de tecnologías de mejora o aumento de dulzor de la fruta. Aparece la necesidad de transformar fruta, ya que es una manera muy apropiada de salvar varios de estos problemas, además de fijar el valor a la tierra donde se realiza la transformación y generar puestos de trabajo.

Como Centro Tecnológico, ADESVA está siempre en continua búsqueda de actividades y tecnologías que ayuden a las empresas a ser más competitivas. Siempre que hay un cambio, se genera una situación de estrés y conflicto con los procedimientos establecidos, pero a su vez se genera una situación de oportunidad.

 

Aurelio Gómez Domínguez, Gerente ADESVA

Fuente: El Correo de Andalucía

You may also like

No Comment

You can post first response comment.

Leave A Comment

Please enter your name. Please enter an valid email address. Please enter a message.

Complete la operación *