Newletters

  • El gerente del Centro Tecnológico Adesva, Aurelio Gómez, ha apoyado la iniciativa de  reindustrialización aportando su perspectiva sobre la innovación durante el Foro Gerardo Rojas celebrado esta mañana organizado por Huelva Información y patrocinado por el Banco Popular

Huelva tiene un potencial turístico como pocos destinos, una agricultura que es la envidia de muchos y un sector servicios que mira a un desarrollo futuro, y a pesar de ello Huelva tiene una tasa de desempleo que roza el 30% (la última Encuesta de Población Activa la situó en el 29,64%). ¿Qué hace falta entonces para crecer? Una apuesta por la industria en su más amplio concepto porque “la reindustrialización es hoy el reto económico de mayor calado que se plantea y la mejor arma contra el paro estructural que sufrimos”. Así de claro lo tiene el presidente de la Federación Onubense de Empresarios (FOE), José Luis García-Palacios, que ayer trazó el camino por el que debe avanzar la provincia para lograr su despegue económico y, en consecuencia, social. Lo hizo en el Foro Gerardo Rojas, organizado por Huelva Información y patrocinado por el Banco Popular, ante los principales representantes de la vida política, empresarial, social y universitaria de la provincia.

Parte-asistentes-Parador-Nacional-Mazagon_1092200849_63381150_667x375

Todos asumieron el papel relevante de la reindustrialización, pero también que “no es tarea fácil” porque, entre otras cosas, exige políticas y legislación eficientes que permitan derribar las trabas y obstáculos que lastran su desarrollo. Lo dijo sin titubeos el presidente de los empresarios, que sabe que “no se puede garantizar un futuro próspero en una sociedad avanzada sin una industria potente”.

Y en ese contexto, encabeza la lista de asuntos pendientes el proyecto CEUS para aviones no tripulados, que ha defendido desde su proyecto inicial la FOE , “más por lo que representa que por la capacidad de generación económica o laboral inmediata” que puede aportar. Hoy por hoy es una “oportunidad única” de colocar Huelva en el mapa mundial de la tecnología más puntera del sector aeronáutico. García-Palacios animó ayer a todos los presentes a apostar por él , aunque una vez más condicionaba su futuro a las actuaciones de las administraciones: “No depende de nosotros en exclusividad, sino de las administraciones y de sus intereses”.

La minería es otra de las patas para ese futuro desarrollo. Sobre todo después de la evolución de los llamados países emergentes, que demandan gran cantidad de materias primas, entre ellas el cobre, lo que abrió las expectativas para la reapertura de las minas que se explotan en la provincia. Su desarrollo ya es una realidad y un ejemplo de ello es la reapertura por parte de Impala del Centro Logístico y de Procesado de concentrado de mineral en el Puerto, al que el representante empresarial alabó la gestión, vinculada de forma ineludible con las industrias químicas y básicas de Huelva y Palos de la Frontera.

El futuro de Huelva se escribe con la tinta de la industrialización y para ello es “esencial” entender (y también defender) que la empresa es el “mejor aliado” para mejorar sus expectativas, “que serán las de los ciudadanos”.

Mucho tiene que ver en ese papel con el propio titular con el que García-Palacios quiso exponer su visión sobre el futuro de Huelva: Huelva en sí misma, que encierra el modus operandi del empresario: “Nadie va a venir a traernos nada de forma gratuita. No podemos conformarnos sólo con lo que necesitamos -dijo convencido-, tenemos que luchar por lo que merecemos”, el mismo objetivo con el que surgió hace 40 años la FOE.

Ayer se dejó claro que los empresarios deben disponer de un entorno favorable para la constitución de empresas “dinámicas e innovadoras” que sean capaces de generar empleo. Mucho tiene que decir (de nuevo) la Administración, que actualmente “obstaculiza” la labor del emprendedor porque es “excesivamente lenta y muy compleja” con la normativa que regula la actividad empresarial, genera una morosidad que tiene “paralizada” la actividad y además “no controla la economía sumergida”.

Los empresarios quieren ser los protagonistas del desarrollo. No les faltan motivaciones (crear negocios y generar empleo), ni eluden su responsabilidad, que no es otra que producir los productos necesarios para propiciar “un mejor nivel de vida de nuestros ciudadanos. Y todo pasa por “ser escuchados y que se nos atienda, porque seguramente nos irá a mejor a todos”. El guante lo recogió el alcalde de la ciudad, Gabriel Cruz, quien se brindó a establecer el “mejor marco posible para que se puedan poner en marcha los proyectos que hagan progresar a Huelva”.

En ese camino está muy presente la necesidad de una estrecha colaboración con las diferentes administraciones, que al fin y al cabo son las que dibujan el marco institucional para el desarrollo de las empresas.

Fuente: Huelva Información 

También le puede interesar

Sin comentarios

Haga el primer comentario

Deje un comentario

Por favor, escriba su nombre. Por favor introduzca una dirección de correo electrónico válida. Por favor escriba un mensaje.

Complete la operación *