Newletters

Aurelio La innovación es la “i” minúscula que aparecen en la nomenclatura que ya todos conocemos de I+D+i. Me gustaría dejar claro dos puntos de singular relevancia; el primero es que la innovación no es I+D y el segundo es que la innovación no es una idea aislada, sino que es un proceso, una metodología que favorece la aparición de nuevas ideas, que pueden convertirse en innovación.

¿Por qué digo que la innovación no es I+D? Creo ser bastante certero cuando digo que Investigación es invertir dinero para obtener conocimiento; e innovación es invertir conocimiento para obtener dinero. Así pues, la innovación es la aplicación de los resultados de la investigación (ciencia pura) con el fin de conseguir algún tipo de resultado monetizable. La innovación genera riqueza y crecimiento económico. Con respecto al segundo punto, el proceso de la innovación: para poder hacer innovación es necesario poner los medios para ello, y entender que la innovación es un proceso más dentro de los procesos que tiene una empresa. De la misma forma que una empresa tiene un proceso de venta u otro de producción, las empresas que innovan tienen un proceso de innovación. Tanto es así, que actualmente en España existen un conjunto de normas UNE: la serie UNE 166000, donde destaca la UNE 166002 sobre requisitos del sistema de gestión de la I+D+i. Así pues, la innovación es un proceso y como tal puede y debe ser planificado, presupuestado, ejecutado y controlado. En este proceso de innovacion los Centros Tecnológicos tienen mucho que decir y que aportar.

José Aurelio Gómez Domínguez, gerente ADESVA

Fuente: El Correo de Andalucía

También le puede interesar

Sin comentarios

Haga el primer comentario

Deje un comentario

Por favor, escriba su nombre. Por favor introduzca una dirección de correo electrónico válida. Por favor escriba un mensaje.

Complete la operación *